Saltar al contenido

Oración del Día

Muchos fieles creyentes a nuestra madrina nos habían estado pidiendo algunas oraciones con algo en específico. Para todos aquellos que desean tener la bendición de la niña durante cada momento. Pues tenemos buenas noticias, tenemos para ti la oración del día para que nuestra querida madrina se haga presente y en todo momento nos pueda acompañar. ¿Qué esperas?, te invito a leerla y siempre sentir su presencia.

rezar la oracion del dia

Oración del Día a la Santa Muerte

Santísima muerte, madrina de mi vida y quien me guía en cada paso que doy, te pido que bendigas este nuevo día y que no haya ninguna clase de energías negativas, personas tóxicas o eventos que puedan hacer que mi día cambie negativamente. 

Patroncita querida que al despertar amanezca con una sonrisa, tráeme alegría y a las personas que más amo bendícelas, pues confío plenamente en ti, pues eres como una madre, un socorro que siempre se hace presente y que permite que mi día este lleno de buenaventura.

No me abandones, cuídame siempre, aleja lo malo que nunca se acerque y que con tu divina presencia Dios bendiga cada día de mi vida.Cuando me toque finalmente verte, te pido me guíes ante nuestro señor y que todos los días por el resto de la eternidad, sean con tu presencia. ¡amén!

¿Cómo rezar la oración del día?

Toma en cuenta que esta es una oración para rezar todos los días es la mejor opción para que la santa muerte pueda bendecir tus mañanas, tardes y noches. Poco a poco irás aprendiéndola y te darás cuenta de que es una oración sencilla además de llena de amor para poder expresar todo el amor hacia nuestra divina patrona.

Todos los días podrás rezar esta plegaria para que te sientas mejor. También considera que si aprendes a crear un hábito al orarla, tendrás mucha paz y bienestar.

Imagen de la Oración del día

oracion del día

Pon mucha fe y no dudes pues nuestra madrina nos cuidará en todo momento. Todos los días podrás llevar esta oración del día a la santa muerte y lo mejor de todo es que todos tus caminos estarán bendecidos.

¿Te ayudó la santa muerte?